Traumatólogo en Irapuato

Ortopedista y Cirujano de la mano

Doctor José Francisco Aguiar

Rodilla valga

El surgimiento de afecciones del sistema locomotor, puede ser un caso común durante los primeros años de vida. El desarrollo de los huesos deja un amplio margen al surgimiento de anomalías que, normalmente, pueden corregirse con éxito mediante la intervención de un especialista. 

La rodilla valga es uno de estos trastornos. En Irapuato, el doctor José Francisco Aguiar representa una opción confiable para obtener el diagnóstico y tratamiento adecuados en dicha condición.

¿Qué es la rodilla valga?

También conocido como “Genu valgo”, esta enfermedad se distingue por una deformidad en las rodillas, misma que provoca que se junten entre sí formando una X. Es normal que el niño experimente también un dolor en el área externa de la rodilla, el cual irá avanzando de modo progresivo.

El trastorno afecta a los infantes de entre 3 y 5 años de edad. Sin el tratamiento conveniente, el valgo tiende a reducirse a una postura discreta que será definitiva al llegar a los 7 años.

¿Cuáles son los síntomas de la rodilla valga?

Esta alteración comprende una serie de señales que son fáciles de identificar:

  • Dolor progresivo.
  • Desequilibrio al correr o caminar.
  • Falta de estabilidad al andar.
  • Deformidades óseas en las piernas.
  • Debilidad en los músculos de las rodillas.
  • Se sufren caídas más a menudo.

¿Es normal el choque de rodillas en los niños?

Hay tres factores principales a considerar para evaluar las implicaciones del choque de rodillas:

  • Edad. Entre los 3 y los 5 años, se considera como una situación habitual.
  • Ángulo. Al juntar las rodillas, la separación entre ambos tobillos no debería superar los 8 cm de distancia.
  • Eje de carga. Lo correcto es que se encuentre en las rodillas, y no en otras partes externas.

Aparentemente, el choque de rodillas es un fenómeno que se presenta con mayor frecuencia en los niños con sobrepeso.

¿Cuáles son las causas de la rodilla valga?

Son varias las causas que podrían originar esta deformación de la rodilla. 

  • Herencia familiar.
  • Raquitismo (debilidad ósea ocasionada por la falta de vitamina D).
  • Osteomielitis (infección de los huesos).
  • Alteraciones del calcio en el metabolismo.
  • Fracturas en el fémur, en el menisco externo o en la tibia.
  • Displasias óseas.
  • Sobrepeso u obesidad.

Otra posibilidad es que el bebé haya nacido con las piernas arqueadas, si es que se mantuvo doblado dentro del útero.

¿Cómo se diagnostica la rodilla valga?

Un médico especializado en traumatología es el profesional indicado para confirmar la aparición de rodillas valgas. 

Lo primero que llevará a cabo es una exhaustiva exploración física de las extremidades del paciente, así como de su habilidad al andar. La observación es importante para evaluar el ángulo conformado entre las rodillas, y el eje de carga existente entre los tobillos y las caderas.

Lo siguiente será clasificar el trastorno en una de dos categorías:

  • Simétrico. Quiere decir que la rodilla valga no tiene causas patológicas.
  • Asimétrico. En este caso, existen orígenes patológicos detrás de la enfermedad.

También se tendrá que determinar si el choque entre las rodillas altera el equilibrio del niño al correr o caminar.

Aunque no es lo habitual, el médico podría solicitar estudios adicionales como rayos X si es que sospecha de otras patologías como trastornos del metabolismo, displasias o secuelas de fractura, que interfieran con la salud de las articulaciones.

¿Cuál es el tratamiento para la rodilla valga?

Es necesario mantener al paciente bajo observación periódica.

La mayoría de los niños superan el “Genu valgo” sin tratamiento alguno, a no ser que se detecte la presencia de enfermedades paralelas. 

En el caso de la rodilla valga asimétrica, el uso de una rodillera de contención podía mejorar sustancialmente la postura del paciente. No obstante, se sabe que la implementación de otros aparatos ortopédicos no suele tener efecto alguno sobre la rodilla valga.

Son raros los casos en los que habrá necesidad de practicar una cirugía. No obstante, actualmente se pueden tener las mejores expectativas de recuperación tras una intervención quirúrgica.

¿Cómo se corrige la rodilla valga?

Siempre es posible corregir esta deformidad mediante una serie de ejercicios, que incluyen métodos de reeducación postural, técnicas de estiramiento, ejercicios de propiocepción, estabilidad, marcha y fortalecimiento.

Al momento de corregir las rodillas, el traumatólogo se asegurará de prevenir secuelas que afecten otras partes corporales, evitando el crecimiento del ángulo de la rodilla. 

A la par de los ejercicios, resulta indispensable el compromiso del paciente para mantener las articulaciones de sus piernas en el mejor estado posible, disminuyendo consecuencias como caídas y desalineaciones.

¿Cuáles son las consecuencias de la rodilla valga?

Las principales complicaciones del trastorno incluyen:

  • Dificultades para caminar con normalidad.
  • Baja autoestima provocada por la apariencia de las rodillas.
  • A veces, las articulaciones de las rodillas valgas desarrollan una artritis prematura, a falta de tratamiento.

¿Es necesario acudir con el traumatólogo?

Por supuesto. Un traumatólogo especialista no solo determinará el mejor tratamiento para corregir las rodillas del paciente, también podrá descartar otros inconvenientes como:

  • Efectos ocasionados por fracturas cercanas a la rodilla.
  • Enfermedades del metabolismo que puedan provocar alteraciones en la osificación.
  • Displásias esqueléticas. Este tipo de trastorno óseo suele afectar a niños de corta estatura.

¿Se puede prevenir la rodilla valga?

Si bien no existe ninguna medida de prevención contra el trastorno, se recomienda cuidar el peso corporal de los niños para preservar sus huesos y ligamentos en buen estado. 

Una dieta balanceada y actividad regular disminuirán las probabilidades de verse afectados por esta y otras condiciones del sistema locomotor.

Contacto:

Génova 230, Residencial Campestre, 36698 Irapuato, Gto., México

También ofrezco servicio de urgencia las 24 horas.