Traumatólogo en Irapuato

Ortopedista y Cirujano de la mano

Doctor José Francisco Aguiar

Sinovitis transitoria de cadera

Ante cualquier enfermedad o inconveniente del sistema locomotor en los niños, es prudente contar con la intervención de un especialista, capaz de brindar el diagnóstico y tratamiento acertados.

En Irapuato, se encuentra el doctor José Francisco Aguiar, médico traumatólogo con amplia experiencia en múltiples afecciones locomotoras, incluyendo la sinovitis transitoria de cadera.

¿Qué es la sinovitis transitoria de cadera?

También conocido como coxitis fugaz, coxitis transitoria o coxitis serosa simple, este padecimiento consiste en la inflamación del tejido sinovial contenido en la cadera. Por fortuna es una dolencia tan leve como benigna, que suele desaparecer al cabo de unos cuantos días.

Representa el origen más habitual de los dolores de cadera infantiles, apareciendo en el período que va desde los primeros 9 meses de vida hasta la adolescencia. Es más común que se produzca entre los 3 y 8 años.

Se tiene conocimiento de la sinovitis transitoria de cadera desde el año 1892; época en la que fue establecida por primera vez por Lovett y Morse.

¿Por qué ocurre la sinovitis transitoria de cadera?

Actualmente las causas de esta enfermedad siguen siendo desconocidas. No obstante, se sabe que los siguientes factores pueden influir en su aparición:

  • Golpes, traumatismos y/o caídas anteriores. La cantidad de casos originados a partir de esta clase de siniestros, va del 17% al 30%.
  • Predisposiciones alérgicas. Entre el 16% y el 25% de los niños afectados contaban con alguna alergia anterior.
  • Infecciones víricas inespecíficas en las vías respiratorias. Como la otitis o la faringitis; un 70% de los casos presentaron este tipo de antecedente.

Un análisis detallado por parte del traumatólogo revelará las circunstancias específicas de tu caso.

¿Cómo detectar la sinovitis transitoria de cadera?

El síntoma característico de la afección, es un dolor agudo que se manifesta en la cadera, la ingle o la zona anterior del mismo. Como consecuencia, los niños cojean al caminar y tienen movimientos limitados. Incluso podrían quejarse con tan solo apoyar una pierna.

A veces también pueden sufrir una fiebre ligera, que no suele pasar de 38º C.

La duración de dichos síntomas es muy variable. El período promedio oscila alrededor de los 10 días, y podría extenderse hasta las 8 semanas.

Resulta extraño que la sinovitis vuelva a presentarse tiempo después; de hecho, esto solo ha ocurrido en un 17% de los casos.

¿Dónde se localiza la sinovitis transitoria de cadera?

La sinovitis puede afectar tanto al lado derecho (lo cual es más común) como al izquierdo. 

Es sumamente improbable que afecte a ambos lados de la cadera a la vez, aunque en raras ocasiones llega a pasar.

¿Cómo actuar ante la sinovitis transitoria de cadera?

Ante el más leve indicio de molestias en la cadera, será imprescindible acudir con el traumatólogo.

A menudo la sinovitis se confunde con otros padecimientos de mayor gravedad. Y es que ciertas afecciones, como la displasia de Meyer, la artritis séptica de cadera o la epifisiolisis proximal de fémur; por mencionar algunas, comparten la misma sintomatología.

Una vez en la consulta, el médico hará una exploración para comprobar el estado y la movilidad de las caderas. Dependiendo de su evaluación podría requerir exámenes complementarios como ecografías, radiografías o análisis de sangre, que aporten mayor claridad sobre el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la sinovitis transitoria de cadera?

El historial clínico juega un papel clave. El traumatólogo consultará desde cuando se está sintiendo dolor, si ha habido fiebre y si el paciente ha padecido infecciones con anterioridad. 

Enseguida tendrá lugar la exploración física. La pierna se mueve con cuidado para comprobar la intensidad de las molestias, así como el rango de movimiento al abrir ambas piernas y girar las caderas.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la sinovitis transitoria de cadera?

Por lo general es sencillo tratar con la sinovitis. En principio, el traumatólogo recomendará guardar reposo para facilitar el desvanecimiento del dolor y recobrar la movilidad en las caderas.

La administración de medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, son un remedio común que paliará las molestias.

Después del período de reposo, el médico volverá a evaluar a su pequeño paciente con el fin de comprobar la desaparición absoluta de los síntomas.

Son muy pocos los casos en los que el dolor empeora. En dicho escenario, sería recomendable ingresar al niño al hospital para colocarle una tracción cutánea. Este procedimiento se utiliza con el fin de automatizar el paso de sustancias antiinflamatorias, que acelerarán su recuperación.

En algunas ocasiones podría ser necesario aspirar el líquido articular para absorber derrames en la cadera. 

¿Cuáles son las secuelas la sinovitis transitoria de cadera?

Generalmente no, a menos que la inflamación se haya presentado de modo intenso o repetitivo. Un dolor agudo podría estimular el área de crecimiento en la cadera y ocasionar lo que se conoce como coxa magna, la cual consiste en un leve ensanchamiento.

A pesar de todo, no supone ningún riesgo funcional.

El principal inconveniente de la sinovitis recae en lo fácil que es confundirla con otros trastornos, debido a su peculiar sintomatología.

El más frecuente es la artritis séptica de cadera, enfermedad cuya consecuencia es la destrucción articular (cuando no se diagnostica a tiempo). Para distinguir una afección de la otra se hace uso del protocolo de Kocher, un algoritmo diagnóstico que evalúa con detalle los síntomas.

Otro padecimiento que se puede tomar por sinovitis, es la enfermedad de Perthes, misma que se produce a causa de la necrosis en la cabeza del fémur.

Contacto:

Génova 230, Residencial Campestre, 36698 Irapuato, Gto., México

También ofrezco servicio de urgencia las 24 horas.